sábado, 24 de noviembre de 2007

El poco descanso de Federer ilusiona a Nalbandián

Por Tomás






Roger Federer no es número uno sólo por su mentalidad y buen juego. Hay otro aspecto que lo diferencia y le resulta fundamental para mantenerse en la cima durante tantos años: la planificación y los descansos. Raramente podemos ver a la maquinita suiza jugando más de dos o tres semanas consecutivas. Federer planifica su temporada con minuciosidad, juega casi sólo en los torneos más importantes y participa en la Copa Davis nada más que cuando su país necesita que le salven las papas. Pero este año la tendencia parece revertirse y el suizo comenzó a intercalar en su calendario partidos de exhibición. Primero fue la marketinera batalla de las superficies contra Rafael Nadal. Y ahora, luego de otra larga temporada que finalizó con su consagración en el Masters de Shangai, el número uno acaba de participar de una serie de tres exhibiciones con otra leyenda del deporte: Pete Sampras. A pesar de su innegable atractivo, estos partidos tienen su contracara: el suizo recién comenzará con sus vacaciones a fines de noviembre, lo que acortará notablemente la necesaria pretemporada que todo tenista requiere (incluso un extraterrestre como Federer) en un circuito cada vez más exigente y competitivo.

Esto abre, sin duda, una puertita para que podamos ilusionarnos con la próxima temporada de David Nalbandián. Mientras sus rivales se desgastaban en
Shangai, el cordobés ya estaba de vacaciones desde el 4 de noviembre, cuando ganó el Master Series de Paris luego de una paliza sobre Nadal. Y mientras Federer sigue jugando exhibiciones en China, este lunes (26 de noviembre) el argentino comenzará con su pretemporada. Algo que no podía hacer en forma completa desde hacía tiempo, ya que en 2006 terminó jugando la final de la Copa Davis y el Masters, y luego participó de una serie de innecesarias exhibiciones que terminaron dejándolo sin descanso.

Pagó el precio, pero con la ayuda de un nuevo equipo de trabajo comandado por Martín Jaite parece estar de vuelta. Y en el 2008, con un par de semanas más de descanso y pretemporada que sus principales rivales, Nalbandián tendrá su gran chance de apuntarle al número 1. ¿Podrá? ¿Querrá?

7 comentarios:

NoTe dijo...

Mientras David anda en autos, Federer se está cansando. Ojalá se le dé a David!

Rafael dijo...

Muy bueno el blog, ya lo agrego a la lista nueva

MZ Blog dijo...

a mí me ilusiona más pensar que realmente David se ha tomado en serio jugar a fondo sus últimas fichas. Si es así, no le tiene que interesar si Federes tiene 2 semanas más o menos de descanso. Personalmente dudo de que llegue al Nº 1, pero creo que no puede estar más allá del top5.

A tres puntas dijo...

Note: si ojalá se le de a David, aunque sea para volver a pelear arriba

Rafael: gracias por corregir la lista, aguardamos la sorpresa que anunciaste...

MZ: Es cierto que lo más importante es que David vuelva a estar motivado, pero yo creo que el descanso es fundamental, es más, me parece que su mal rendimiento durante el año fue por no tener pretemporada despues de la final de la davis y el masters...tres semanas más de descanso cotizan muy alto en este nivel y creo que es una ventaja que debería aprovechar david...

Un abrazo

Tomás

El 2001 tiene la culpa dijo...

Federer y Nadal están varios escalones arriba de Nalbandián, a pesar de que David les haya ganado un par de veces. Ah! Y este es el único argentino que puede pelear algo de verdad, el resto no existe...
Leo

CLAUDE dijo...

Está en un momento estupendo ahora, pero por ahí lo agarra otra racha mala. Lo bueno es que tiene capacidad para recuperare. Generalmente, en el tenis descendés y fuiste.

Anónimo dijo...

Che, ta buena la nota y la teoría puede ser acertada, tal vez ahí le saque una diferencia. Es verdad eso de que el gordo es muy fiestero y por eso le cuesta mantenerse en buen nivel durante todo el año?